Historia: Los trabajadores en la defensa de los recursos nacionales

Habiendo pasado 110 años desde el inicio de la explotación petrolera en el Ecuador, los trabajadores a veces olvidamos el histórico papel de defensa de los recursos nacionales que desempeñaron nuestros antecesores, y del que hoy somos herederos. El sindicalismo de la energía y el petróleo no sólo debe defender los derechos laborales, sino entender su histórica misión en la defensa de los recursos de la nación.

Parte de la historia se puede encontrar en el libro “Los conflictos colectivos de trabajo a través del conflicto colectivo de la Anglo”, Celio Romero, (1976); donde los trabajadores denuncian el vil atraco de nuestros recursos desde el inicio de la explotación petrolera en la Península de Santa Elena. Los trabajadores en sus alegatos comienzan dibujando la historia de la transnacional así: En Inglaterra existe dos imperios petroleros: la Royal Dutch Shell y la British Petroleum. Este último fue fundado en 1908 con el nombre de ANGLO, de donde se generaron posteriormente  varias compañías subsidiarias que llevaban agregados al nombre el del país en donde iba a dedicarse a la explotación petrolera, así tenemos ANGLO PERSIAN, ANGLO IRANIAN, ANGLOECUATORIANA, etc.

Desde 1954 la matriz toma el nombre de BRITISH PETROLEUM y las subsidiarias continuaban manteniendo el nombre origina-rio de ANGLO. Estos dos imperios, si bien en la forma son dos compañías diferentes, en la práctica, para defenderse de los  monopolios norteamericanos permanecen unidas como ocurrió cuando la SHELL, con la complicidad de la ANGLO y el gobierno Ecuatoriano, luego de tapar los pozos que habían sido explorados anunciaron que en nuestro oriente no había petróleo, para luego cínica-mente en los años 1968 al 1971 hacerse entregar concesiones  POR DOS MILLONES CUATROCIENTOS MIL HECTAREAS…” (Estas concesiones fueron después negociadas con la California Ecuador Petroleum Company por una suma importante de dinero, y finalmente terminarían en manos de Texaco) [Nota de la edición].

Continúan los trabajadores de la Anglo: “Esta compañía hace su aparición en 1923 cuando finan-ciaron para que se conforme en el país la compañía denominada Sociedad Comercial Anglo Ecuatoriana, con el único fin de que esta obtenga del gobierno la exploración y explotación del petróleo de la Península de Santa Elena, cosa que se efectiviza el  cinco de diciembre de 1924. Pero como este derecho no era para que quede en manos de los ecuatorianos, en 1927 transfieren sus concesiones a su protectora, la compañía Anglo Ecuatodorian Oilfields. Posteriormente la ANGLO, cuando  dirigía y controlaba a los gobiernos de turno, consiguió que se le otorgue nuevas concesiones petroleras, bajo las condiciones que a ella le convenían. Así tenemos que Velasco Ibarra entrega 42 000 ht. más en la península de Santa Elena el 24 de enero de 1945 y Otto Arosemena el 29 de junio de 1967 para completar en el Quinto Velasquismo con las enormes concesiones en el Oriente Ecuatoriano. Las condiciones ventajosas que obtiene en los contratos de las concesiones petroleras son las siguientes:

  1. Dirigir la política petrolera tanto en la producción como en la importación del crudo y a veces, de sus derivados.
  2. Derecho a reducir la explotación petrolera. De acuerdo  a la conveniencia con su política de importación.
  3. Acaparamiento de los yacimientos en la península y posteriormente en el oriente.
  4. Exoneraciones de impuestos y derechos  aduaneros sobre la introducción de equipos, materiales y artículos destinados para la industria petrolera.
  5. Aprovechándose de este derecho se instalaron grandes almacenes en el país y se ha facilitado el contrabando con el ingreso de mercadería destinada a la industria petrolera.

[Hasta aquí la cita]

Los trabajadores de la Anglo hicieron públicas varias denuncias sobre grandes atracos al país de parte de la transnacional, entre las que se cuentan la autorización de importación de gasolina más barata que el precio oficial para obtener ganancias extraordinarias al venderla en el mercado local y al mismo Estado, exoneración del pago de impuestos a la exportación de petróleo a cambio de una regalía del 10%, que no se cumplió al ocultar los precios reales de venta, sistemas de doble contabilidad, monopolio en la distribución de gasolinas en el mercado local, sobornos a los Ministros de Estado de la época, y más…

Al denunciar esto ante el Juez clamaban: “ALGUIEN PASARA A LA HISTORIA COMO INMUNE AL CANCER DEL SOBORNO, Y ESPERAMOS QUE SEA USTED, PORQUE LOS UNICOS INSOBORNABLES SOMOS LOS TRABAJADORES ORGANIZADOS Y ELLOS ESTARÁN VIGILANTES…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: